Crown ya tiene en el mercado su nueva generación de carretillas retráctiles ESR, una nueva gama que incorpora herramientas tecnológicas con el fin de aportar un valor añadido al flujo de materiales manipulados en el almacén y, de este modo, mejorar el rendimiento logístico y maximizar la rentabilidad.

Los nuevos equipos de manutención, además de una construcción robusta, son capaces de alcanzar alturas de elevación de hasta 13 metros y capacidades de elevación de hasta dos toneladas, funcionalidades desarrolladas para mejorar el rendimiento del almacén y reducir los costes de las operaciones en estas instalaciones.

Por lo que respecta a las nuevas tecnologías incorporadas a este nueva gama, destacan un sistema operativo de carretillas centrado en proporcionar al usuario una experiencia intuitiva y establecer una comunicación inteligente entre hombre y máquina, así como una nueva función que permite aumentar la velocidad de descenso del mástil que, además, se combina con un dispositivo que dirige a la batería la energía generada por el descenso.

De igual modo, los equipos cuentan con conectividad Wifi y móvil integrada, e integran de serie el sistema de gestión de flota InfoLink, lo que supone una mayor eficiencia para su mantenimiento.