El fabricante Knorr-Bremse se encuentra trabajando en la fabricación de una nueva generación de frenos de disco para camiones, que llevarán como nombre ‘Synact‘ y cuyo sistema modular permitirá conectar elementos mecánicos y eléctricos.

El diseño de las partes metálicas mantendrá un espacio dentro de la estrecha banda de rodadura, mientras que el calibrador garantiza una fuerza de frenado de 30 KN que podrá mantenerse incluso durante las maniobras de frenado más prolongadas.

La fuerza de frenado ha sido incrementada en un 11%, mientras que el peso de los frenos de disco se ha reducido un 10%. Asimismo, el fabricante pretende proporcionar un sistema de motorización a toda la rueda.

El diseño de la nueva generación de frenos de disco ofrece un funcionamiento optimizado para los neumáticos, incluyendo la fricción y la puesta en marcha, y emplea un disco SD plano que evita peso adiciona.

Además, el producto permite que los neumáticos sufran menos con las temperaturas elevadas lo que disminuye su desgaste y aumenta su vida útil.