Nuevos límites de la OMI a las emisiones de azufre en el transporte maritimo

Algunos buques podrían necesitar transportar y utilizar más de un tipo de combustible para operar en todo el mundo.

Con el fin de ayudar al sector marítimo en la aplicación de los nuevos límites de azufre impuestos por la Organización Marítima Internacional, OMI, la Cámara Internacional de Navegación, ICS, ha lanzado una guía para mejorar la preparación de la industria para estos cambios.

Las navieras deberían empezar a encargar combustibles que respeten la nueva normativa hacia mediados de 2019, aunque es preciso que pongan en marcha sus planes de implementación lo más pronto posible.

Además del coste adicional que supone esta nueva regulación, la introducción de estos límites será más complicada que la de las Áreas de Control de Emisiones debido a la magnitud del cambio y la cantidad y tipos de combustibles que se verán afectados, así como las continuas incertidumbres sobre la disponibilidad, la seguridad y la compatibilidad de los mismos en los diferentes puertos.

Planificación previa

Para ICS, si un buque cuenta con un plan correcto de implementación, su tripulación estará en condiciones de demostrar buena fe y de garantizar que han cumplido con lo que se esperaba para ceñirse a la regulación.

Esto puede ser especialmente importante en los casos en que no estén disponibles en ciertos puertos los combustibles adecuados durante las primeras semanas en que entre en vigor la norma. En estos casos, los responsables del control portuario deberán tener en cuenta la existencia de esta planificación previa a la hora de verificar el cumplimiento de los límites de azufre.

Algunos buques podrían necesitar transportar y utilizar más de un tipo de combustible para operar en todo el mundo, según la guía de ICS, lo que genera nuevos desafíos relacionados con la compatibilidad entre los diferentes carburantes y los riesgos para la seguridad y las operativas comerciales.

Para la Cámara Internacional de Navegación, resulta fundamental el compromiso de los proveedores y de los Estados Miembros de la OMI que han acordado implementar estos cambios regulatorios en 2020.