La planta de Philips en Valladolid podría automatizar nuevos procesos.

La planta de Philips en Valladolid podría automatizar otras áreas.

La planta de Philips en Valladolid ha instalado una nueva herramienta de gestión del tráfico automática de AGVs (Autoguided Guided Vehicles), como aplicación de ‘Machine Learning’ (ML) de Inteligencia Artificial que ha sido desarrollada por Asti.

Con anterioridad, la empresa adquirió en 2013 un vehículo de carga ligera guiado por el suelo. Posteriormente, en octubre de 2016, se instaló un vehículo autónomo de horquillas que hacía 12 servicios a la hora.

Recientemente se ha instalado un segundo vehículo de guiado automático con un láser anticolisión, para llegar a los 20 servicios a la hora y alimentar 24 líneas, y, unos meses después de la instalación de este segundo vehículo, la empresa ha encargado la implantación de un segundo robofast para la optimización de procesos.

Con esta instalación, Philips busca automatizar el movimiento de palets terminados a la zona de empaquetado y su devolución vacíos a los puestos de trabajo, eliminando procesos repetitivos y dedicando todos los recursos a la producción.

Según explica Ignacio Martín, ingeniero de Producción de la planta de Philips en Valladolid, «al principio, los empleados no querían el AGV, porque lo veían como algo incómodo, pero cuando han ido viendo su uso, con la facilidad con la que viene cuando tocas el botón, te retira el palet que pesa 300 kilos y no lo tienes que llevar tú”.

Por este motivo, la empresa no descarta automatizar otras áreas de la planta de Philips Valladolid.