asamblea-conductores-portugueses-adr

Los servicios mínimos fijados por el Gobierno luso también se desarrollarán en festivos y fines de semana.

La central sindical portuguesa Sindicato Nacional de Motoristas de Matérias Perigosas ha vuelto a convocar nuevas jornadas de huelga en el transporte luso de mercancías peligrosas por carretera desde el 7 al 22 de septiembre.

Ante la falta de un acuerdo para los servicios mínimos que han de regir en estos servicios, el Gobierno luso ha procedido esta misma semana a establecer un cupo mínimo del 100% para establecimientos médicos y hospitalarios, así como para otros servicios como instalaciones militares, de protección civil, bases de los cuerpos y fuerzas de seguridad, aeropuertos y parques de bomberos, incluso en fines de semana y en días festivos, algo que ha sorprendido a los convocantes de la huelga.

De igual modo, la central sindical afirma que la movilización podría desconvocarse si los conductores que transportan mercancías peligrosas percibieran sus emolumentos «de forma clara y honesta» y pudieran acceder a bajas médicas ante enfermedades, al tiempo que se preguntan cómo se van a controlar estos servicios mínimos y cómo se abonarán los salarios de los conductores que participen en servicios mínimos.

Esta nueva convocatoria de huelga es la tercera que realiza el Sindicato Nacional de Motoristas de Matérias Perigosas en este año, tras las anteriores de abril y de junio.