Printronix Auto ID ha lanzado su nueva impresora térmica de escritorio T800, especialmente diseñada para optimizar la productividad de la empresa. De tamaño compacto, permite etiquetar e imprimir etiquetas RFID, siguiendo protocolos de seguridad avanzados.

La nueva T800, que cuenta con un diseño de doble pared con el que puede soportar temperaturas de entre 5°C y 40°C, incorpora el procesador ARM A7 de alto rendimiento, que ofrece tiempos rápidos de impresión y es capaz de producir más de 1.000 etiquetas por día.

Cuenta con una cinta de 300 metros, lo que garantiza menos cambios y menos tiempo de inactividad. Se trata del primer dispositivo térmico de sobremesa construido a partir de la plataforma Pintronix System Architecture, PSA, que anteriormente sólo se utilizada para impresoras industriales de gama alta.

Incluye una tarjeta de memoria de cambio rápido, QCMC, que almacena la configuración de la impresora y de la red, simplificando su instalación y funcionamiento, lo que a su vez mejora la productividad.

Por otro lado, su tecnología para el etiquetado RFID ayuda al usuario a localizar productos a lo largo de la cadena de suministro, controlar el inventario en tiempo real o identificar equipos críticos. Aunque hasta hace poco, se trata trataba de un proceso muy costoso, la función RFID UHF de esta impresora garantiza una impresión fácil y rápida.