impresora etiquetas Citizen

La impresora puede manejarse en remoto para realizar ajustes con la herramienta LinkServer.

Citizen Systems Europe acaba de lanzar la nueva impresora de etiquetas Citizen CL-E331, de transferencia térmica y térmica directa, con la que completa su gama de modelos para la impresión con una resolución de 300 ppp.

Rápida, precisa y de funcionamiento sencillo e intuitivo, la impresora ofrece una velocidad de impresión de hasta 150 mm/s, además de una carga fácil y rápida, con un diseño práctico de tamaño compacto. Disponible para diferentes entornos, desde el comercio minorista hasta el sector sanitario, es un modelo fiable, con una elevada calidad de impresión.

Puede utilizarse para imprimir etiquetas de distintos tamaños, desde las de los tubos de ensayo de un laboratorio hasta las de placas de datos en fabricación, aunque también es apropiada para la impresión de códigos de barras EAN y etiquetas de activos.

Los soportes de impresión se pueden cargar fácilmente gracias a la cubierta Hi-Lift, con una apertura de 90° y que incorpora el mecanismo ClickClose, utilizando cintas estándar de 300 metros con núcleos de una pulgada.

Los enganches para la cinta también han sido diseñados para poder cargarla desde cualquier ángulo y las flechas indican la dirección de enrollamiento para eliminar la posibilidad de error.

Por otra parte, la impresora garantiza una buena conectividad gracias a las interfaces LAN y USB, pudiendo manejarse en remoto para realizar ajustes con la herramienta LinkServer. Además, conviene señalar que no necesita un especial mantenimiento, pues tanto el cabezal como el rodillo se pueden sustituir fácilmente de manera rápida.