El Área Metropolitana de Barcelona ha aprobado la primera línea de subvenciones dirigidas a los autónomos que operan en esta zona de la ciudad condal, para financiar parcialmente la renovación del parque móvil destinado al transporte y la distribución urbana de mercancías.

De este modo, se pretende facilitar al sector la adaptación a la nueva regulación de circulación de vehículos en la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona. En total, se destinarán anualmente 1,2 millones de euros para estas ayudas, que permitirán renovar cada año entre 400 y 600 vehículos.

El paquete de subvenciones forma parte del nuevo Plan de movilidad sostenible del Área Metropolitana de Barcelona para el periodo 2020-2023, que está dotado con 26 millones de euros. Las ayudas facilitarán la compra de furgonetas, camiones ligeros, bicicletas o triciclos de carga para autónomos, debidamente dados de alta y activos, que tengan como mínimo una base operativa en cualquiera de los 36 municipios metropolitanos.

Requisitos

En el caso de las furgonetas o camiones ligeros, los candidatos deben ser titulares de un solo vehículo autorizado para el transporte y la distribución de mercancías en el ámbito metropolitano de Barcelona, desguazar este mismo vehículo, sin etiqueta ambiental, y acreditar rendimientos netos inferiores a 30.000 euros anuales durante el periodo impositivo inmediatamente anterior.

Por su parte, en lo que respecta a las bicicletas o triciclos de carga, deben acreditar rendimientos netos de actividades económicas por un valor inferior a 30.000 euros anuales, durante el periodo impositivo inmediatamente anterior.

Los vehículos subvencionables deben ser nuevos, matriculados en el área metropolitana, y comprados en un plazo máximo de seis meses a partir de la fecha de concesión de la subvención. El importe varía en función de la categoría de vehículo y su motorización, pero oscila entre los 1.500 euros para una bicicleta o triciclo de carga, y los 3.500 euros, para una furgoneta 100% eléctrica.