TSC Printronix Auto ID ha lanzado una nueva línea de impresoras RFID con capacidades de impresión y codificación ampliadas. La T800, la T4000 y la premiada T6000e son capaces de satisfacer las necesidades de impresión en todas las etiquetas RFID convencionales, estándar y sobre metal, ofreciendo unas dimensiones de 4 y 6 pulgadas y resoluciones de impresión de 203, 300 y 600 ppp.

La flota de impresoras incluye ahora la codificación de alta velocidad, codificación de alta memoria y kits de actualización de RFID. Con la función de codificación de alta velocidad, ahora los clientes pueden imprimir y codificar etiquetas en cuestión de segundos, mientras la codificación de alta memoria permite almacenar datos del producto con el dispositivo y no en una base de datos remota.

Por su parte, los kits de actualización sirven para transformar sobre el terreno las impresoras estándar en impresoras RFID. Gracias a ello, el cliente se puede beneficiar de una solución rentable y escalable para integrar esta tecnología en sus operaciones, evitando elevadas inversiones iniciales.

Estas impresoras pueden imprimir tanto en etiquetas estándar como en etiquetas sobre metal. La impresora T800 es compatible con las etiquetas sobre metal estándar, mientras que las impresoras T4000 y T6000e son compatibles con una amplia gama de etiquetas sobre metal.

El uso de etiquetas sobre metal garantiza una mayor visibilidad operativa de los activos de alto valor, y es adecuado para artículos como equipos de TI, herramientas de producción y marcado de piezas en la industria de la automoción y la aviación. En el caso de la T4000, llena un vacío en el mercado, ya que ofrece características de la clase industrial con un formato compacto y robusto.

Esta actualización de producto por parte de TSC Printronix Auto ID es especialmente beneficiosa para los clientes que deseen ahorrarle tiempo y dinero a su empresa mediante la trazabilidad en tiempo real y el análisis avanzado de su inventario.