mann + hummel zaragoza

El proveedor alemán apuesta por el mercado indio con unas nuevas instalaciones en Bawal, cerca de nueva Delhi. La nueva planta de Bawal proveerá a los clientes de las zonas norte, oeste y centro, que hasta ahora eran suministradas desde la planta de Tumkur, cerca de Bangalore.

La instalación de la planta de Bawal acelera los plazos de entrega y reduce los costes de transporte. Además, esta nueva planta atiende las necesidades de otros clientes como Tata Motors, M&M, GM, FORD, Suzuki, Volvo Eicher y JCB, entre otros.

La planta ocupa un área de 10.000 m² y tendrá una capacidad de producción anual de dos millones de productos, aproximadamente, con posibilidad de duplicarla en función de la demanda del mercado.

En el nuevo almacén se fabricarán los productos principales de la empresa, entre los que se incluyen, sistemas colectores de admisión de aire de plástico, sistemas de filtración de aire, tapas de culata y sistemas de ventilación de cárter o sistemas de depósito de limpiaparabrisas, para vehículos de dos ruedas, turismos y vehículos comerciales, junto con equipos de construcción y el segmento industrial.

Instalaciones respetuosas con el medioambiente

Las instalaciones están orientadas principalmente a la fabricación para los fabricantes de equipamiento original de automoción, los segmentos de posmercado de automoción e industriales de la automoción. También funcionará como almacén en La India del Norte para la actividad del mercado de la empresa en los segmentos industrial y de la automoción.

Estas nuevas instalaciones de última tecnología suponen una inversión de varios millones de euros. La planta incorporará diseño y tecnología respetuosos con el medio ambiente, incluyendo, por ejemplo, un sistema de recogida y retención de agua de lluvia o una iluminación y un interruptor de bloqueo eléctrico que ahorran energía.

Esta planta se ha desarrollado con el objetivo de expandir los servicios del operador por el mercado asiático, de este modo, la compañía prevé para el 2018, aumentar la cuota de ventas asiática hasta el 25%, y la India es uno de los mercados clave en Asia para conseguir este objetivo.