Schenker Logistics ha inaugurado una nueva terminal en Irún, en el País Vasco, sobre una parcela de 10.000 m², ubicada estratégicamente junto a la AP-8, como puerta de entrada entre la península y el continente. 

Con esta innovadora terminal, la compañía ofrece soluciones de grupaje, cargas parciales y completas tanto a nivel nacional, con distribución en un plazo de 24 a 48 horas a cualquier rincón de la Península, como a muchos otros destinos internacionales. Además, gracias a esta nueva plataforma Schenker Logistics oferta a los clientes servicios de almacenaje.

El grupo, que ya operaba en la zona, se ha trasladado a una plataforma que se encuentra estructurada en tres módulos totalmente independientes, pero comunicados entre sí, y vallados en todo su perímetro.

El primero de ellos está integrado por una zona de oficinas, distribuida en dos niveles y un semisótano, con una extensión de 260 m² por planta y un total de 780 m². Asimismo, la plataforma cuenta con un segundo módulo de almacén dedicado a la mercancía de cross-docking que dispone de 2.300 m².

En uno de sus lados se sitúan 18 muelles con abrigo y rampas hidráulicas automáticas para tráileres, mientras que el otro costado dispone de seis puertas de 10,50 m, preparadas para la carga y descarga, tanto de furgonetas como de camiones pequeños.

Un tercer módulo, con 1.000 m² y altura interior de 14 m, está destinado a albergar las labores de logística y almacenaje. Ahí, dos muelles con abrigo y un par de rampas hidráulicas dan servicio a esta zona del almacén.

Nueva plataforma de Schenker Logistics en Irún

Nueva plataforma de Schenker Logistics en Irún.