aduana

Marco jurídico de la Unión Europea para las infracciones y sanciones aduaneraspropuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo de Europa  que puede descargarse en este enlace (formato pdf, de 7 páginas y 780 Kb)

La Comisión Europea ha presentado este pasado 13 de diciembre,  un documento de trabajo que resume la evaluación de impacto en la Unión Aduanera de la propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo sobre las infracciones y sanciones aduaneras.

El objetivo de esta iniciativa es garantizar la aplicación y el control del cumplimiento efectivos de la legislación de la Unión Aduanera de la Unión. 

La legislación aduanera relativa al comercio de mercancías entre el territorio aduanero de la Unión y terceros países está armonizada y reunida en un Código aduanero comunitario desde 1992. 

En abril de 2008, tras una importante revisión,  se estableció el Código Aduanero Comunitario, refundido ahora como Código aduanero de la Unión, con objeto de adaptar la legislación aduanera al entorno electrónico de las aduanas y el comercio, seguir fomentando la armonización y la aplicación uniforme de la legislación aduanera y proporcionar a los operadores económicos de la Unión las herramientas adecuadas para el desarrollo de su actividad en un contexto empresarial mundial.

Sin embargo, a pesar de que la legislación aduanera está plenamente armonizada, su aplicación, que garantiza el cumplimiento de la normativa aduanera y la legítima imposición de sanciones, corresponde a la legislación nacional de los 28 Estados Miembros.

Hoy en día, esta aplicación se basa en una estructura compleja de veintiocho ordenamientos jurídicos y tradiciones administrativas o judiciales diferentes.

Dentro de este marco, los operadores económicos de la Unión, que tratan con las aduanas en su actividad empresarial cotidiana, son los principales afectados por la existencia de veintiocho sistemas distintos de aplicación de la legislación aduanera de la Unión.

Son los que se enfrentan a la falta de seguridad jurídica que se deriva de las diferencias en los sistemas jurídicos de los Estados miembros en relación al trato que se da a las infracciones de la legislación aduanera de la Unión.

A nivel internacional, esto ha planteado en el pasado algunos problemas relacionados con el cumplimiento de las normas de la OMC por parte de la Unión en lo que respecta a la aplicación uniforme de la normativa aduanera.

Por ello, los objetivos de esta iniciativa se centran en garantizar un mayor cumplimiento de las obligaciones internacionales de la Unión Europea; establecer un marco de la Unión para una aplicación más uniforme de la legislación aduanera en materia de infracciones y sanciones; y mejorar la igualdad de condiciones para los operadores económicos en la Unión Aduanera.

Alcanzar estos objetivos específicos, exigen garantizar que un mismo tipo de conducta que constituya un incumplimiento de una o más normas aduaneras, se contemple en un mismo tipo de infracción. También es preciso que exista una escala común de sanciones por tipo de infracción en todos los Estados miembros de la UE y que se reduzcan los costes y los obstáculos relacionados con la existencia de diferentes regímenes de infracciones y sanciones aduaneras para las empresas que inician trámites aduaneros en otros Estados miembros.