Combilift acaba de lanzar la última incorporación de su gama Aisle-Master, la recogepedidos AME-OP, que combina las ventajas de una carretilla diseñada para operar en pasillos estrechos y una versátil recogepedidos que puede utilizarse para diversas operaciones de almacén.

La idea de desarrollar este modelo surgió a partir de las opiniones de los clientes y de la constatación del fuerte crecimiento del e-commerce. Los usuarios que ya estaban utilizando la Aisle-Master para ahorrar espacio y mejorar la eficiencia en el almacén reclamaban un diseño que les permitiera optimizar la preparación de pedidos.

El nuevo modelo cuenta con una altura respecto al suelo desde solamente 280 mm, lo que facilita el acceso desde ambos lados del vehículo y agiliza el proceso de picking, en comparación con los operarios que tienen que subirse y bajarse de un asiento.

A esto se añaden las ventajas de la Aisle-Master convencional, que puede utilizarse tanto en exteriores como en interiores, para la carga y descarga, y para la reposición de existencias.

Disponible en un gran número de variantes, la AME-OP ofrece capacidades de elevación de entre 1.500 y 2.500 kg, a una altura de hasta 12,1 metros, y puede operar en pasillos de hasta 1.650 mm. Además, incorpora un sistema de dirección que permite giros de más de 205º.

Su palanca de control programable y multifuncional es ajustable, lo que garantiza el confort del usuario en unas condiciones más ergonómicas, sea cual sea su altura. También incluye un detector de presencia en el suelo, que activa el freno automáticamente cuando el operario se baja para cargar un pedido.

Combilift ya está fabricando este modelo para clientes de Estados Unidos y Nueva Zelanda, aunque se espera una fuerte demanda en todo el mundo.