Fast Fuel inicia un plan de expansión nacional a través del sistema de franquicias

La cadena ha desarrollado un sistema de gestión, repostaje y telemática que permite reducir los costes para bajar el precio de la gasolina

La cadena de gasolineras ‘low cost’ Fast Fuel ha iniciado un plan de expansión nacional a través del sistema de franquicias, con el que pretende terminar el año con una red de siete estaciones de servicio operativas, de las que seis ya se encuentran actualmente en su última fase de construcción.

Existen varios niveles de franquicia, cuya inversión parte de los 189.000 euros con una superficie mínima de 200 m², ubicados en suelo industrial o de uso terciario.

A partir de la liberalización del sector de los hidrocarburos,  la compañía ha puesto en marcha una operativa propia, basada en un modelo de negocio diseñado sobre un nuevo concepto de gasolinera, con el objetivo de ofrecer un combustible entre 10 y 12 céntimos por litro más barato.

En este contexto, la cadena ha desarrollado un sistema de gestión, repostaje y telemática que permite reducir los costes para bajar el precio del combustible y, de manera directa, incrementar las ventas y el índice de rentabilidad.