Casi nueve años desde que iniciara sus operaciones, Pall-Ex Iberia de un paso más y pone en marcha una nueva línea de negocio para el transporte de mercancías paletizadas en el rango de entre dos a ocho grados positivos.

La compañía tiene previsto gestionar este nuevo servicio, enfocado exclusivamente en la actividad de transporte para aportar una mayor eficiencia en los plazos de entrega, desde sus instalaciones de San Fernando de Henares a partir del último trimestre de 2020.

Pall-Ex Iberia dipondrá en su plataforma del municipio madrileño de más de 12.000 m² para su actividad de cross-docking, donde se establecerá una zona delimitada para esta nueva y exigente área de negocio.

El operador destinará, como indica Javier Arroyo, director de operaciones de Pall-Ex Iberia,«todos los recursos necesarios en medios materiales, sistemas de control y medición y sistemas de información, así como la formación para acometer con los mismos tiempos eficientes de carga y descarga la operativa en frío positivo”.

Para competir con garantías en un mercado tan disputado como el de la logística a temperatura controlada, la compañía ha decidido enfocarse únicamente en la actividad del transporte, con la idea de aportar una mayor eficiencia en los plazos de entrega, así como sobre el control y mantenimiento de temperatura en todos los envíos.

El año pasado, Pall-Ex Iberia ha movido un total de 600.000 palets por toda su red ibérica, mientras que la marca ha manipulado cerca de 4,2 millones de palets en toda Europa el pasado ejercicio.