Especificada para su uso en almacenes frigoríficos con temperaturas de hasta -30°C, la nueva rectrácil MR de Yale se basa en la carretilla que el fabricante presentó en 2013, aunque incorporando una gama de características de diseño y de mejoras adicionales que permiten que pueda trabajar en almacenes a temperatura controlada, tanto enfrío positivo como en congelado.

Entre las mejoras destinadas a mejorar el trabajo de los conductores destacan una cabina totalmente cerrada, unos sistemas de calefacción y ventilación eficientes, un confortable asiento de suspensión total y la posibilidad de elegir dentro de una gama de baterías de trabajo intensivo.

Así, la nueva carretilla MR ha sido diseñada íntegramente para resistir las fluctuaciones extremas de la temperatura, la condensación y el hielo, desde su acabado de pintura con revestimiento de polvo, su construcción de trabajo intensivo y sus componentes hasta el cableado y los sistemas eléctricos, resistentes al frío y al agua.

Además, ha sido construida para proporcionar un entorno de trabajo protegido con una selección de parabrisas fijados con unión adhesiva y fabricado con cristal sencillo glaseaso o policarbonato para facilitar la visión hacia delante, hacia los lados y por encima del hombro.

El tejadillo protector de visión clara, de 9,5 mm de espesor y fabricado con policarbonato probado contra impactos, garantiza que el conductor pueda ver exactamente lo que está haciendo cuando trabaja con palets en altura.

En cuanto al sistema de calefacción, dispone de unos sensores PTC, coeficiente de temperatura positivo, que monitorizan constantemente su temperatura de salida, apagando automáticamente algunos elementos calefactores si se supera un cierto nivel para ahorrar energía.

Asimismo, el sistema de ventilación monitoriza  la calidad del aire interno, regulando la admisión de aire fresco del exterior de la cabina para evitar cualquier posibilidad de sopor como consecuencia de la acumulación de dióxido de carbono. En el sistema de calefacción hay un filtro de aire que garantiza que el polvo fino de los almacenes frigoríficos no pueda introducirse en el entorno del carretillero.

Un diseño renovado

La serie MR para almacenamiento en frío está disponible en diferentes capacidades de elevación, incluyendo modelos de 1,4, 1,6, 2,0 y 2,5 toneladas, este último con capacidad para elevar una carga de 1,0 toneladas a una altura de 12,65 metros.

Todas las carretillas cuentan con un nuevo bastidor, un nuevo compartimento del carretillero, nuevos sistemas de control y un nuevo mástil. Se pueden añadir otras opciones, como una pantalla táctil, un sistema de intercomunicación para permitir a los conductores comunicarse con el personal situado fuera de la carretilla o una rejilla de acero para proteger el tejadillo.

Para trabajar con cargas a alturas de más de cuatro metros, se ha desarrollado un sistema de posicionamiento láser que funciona iluminando con un láser rojo la superficie de las estanterías para indicar claramente la altura de las horquillas y su posición, ayudando a reducir el tiempo necesario para colocar y recuperar palets y reduciendo el riesgo de que se ocasiones daños en estanterías, cargas, palets y horquillas.

Disponible en versiones de pasillo estándar y estrecho, la nueva MR para almacenamiento en frío es de construcción modular, lo que permite retirar y sustituir con facilidad la cabina y el tejadillo protector para almacenamiento en frío, para entornos a temperatura ambiente y también ayuda a maximizar tanto la flexibilidad como el valor residual de la carretilla. Además, cuenta con dos configuraciones, Energy Low, ‘eLo’, y de alto rendimiento High Perfomance o ‘HiP’.