Jungheinrich ha abierto una nueva sede comercial en la localidad murciana de Alcantarilla, con la que pretende impulsar los mercados de alquiler y ocasión en las zonas de Murcia, Alicante y Almería, donde brindará un servicio más próximo y ágil a los clientes.

La nueva base, ubicada en el Polígono Industrial Oeste, cuenta con 1.031 m² de almacén y ‘showroom’ de producto, y con 400 m² de oficinas, además de un taller de 700 m² de superficie. Se trata de un emplazamiento multifuncional, puesto que es tanto base comercial como taller para la preparación de carretillas y almacén en general, además de ‘showroom’ para demostraciones de producto.

Esta apertura se enmarca en su plan estratégico de expansión, teniendo en cuenta que las regiones de Alicante, Murcia y Almería son ubicaciones estratégicas para el fabricante por su emplazamiento geográfico.

La zona se encuentra muy bien posicionada entre Sevilla y Valencia, donde ya cuenta con delegaciones, además de estar bien conectada por carretera, lo que le permite ganar cercanía, acortando distancias y tiempos. Asimismo, existen multitud de sectores activos en la zona, con un gran potencial de crecimiento.

Por ejemplo, existe una importante presencia de empresas hortofrutícolas en Murcia y Almería, pero además Murcia dispone de un tejido industrial fuerte, como Alicante, con predominio de sectores que van desde la distribución y el retail hasta la industria del calzado o la importación del regalo.

Desde sus instalaciones de Alcantarilla, el fabricante podrá maximizar la visibilidad de la marca, así como potenciar el desarrollo y el crecimiento de los negocios de alquiler y ocasión.