En línea con el leve incremento registrado en los volúmenes transportados por carretera en Europa, en los últimos días de abril y los primeros de mayo, parece haberse consolidado una cierta tendencia de recuperación.

Así pues, entre el 27 de abril y el 11 de mayo, los tiempos de espera en la mayor parte de los pasos fronterizos se han vuelto a incrementar un 4% con relación a los días anteriores.

En este sentido, los retrasos se colocan un 8% por encima de la situación existente antes de que se desatara la crisis, con picos de más de dos horas en algunos puntos fronterizos, especialmente del centro y del este de Europa.

Así mismo, según Sixfold, la distancia media cubierta por los camiones en el continente se ha incrementado un 1% en los últimos siete días con relación a la semana anterior, algo que refleja que las medidas de limitación de la circulación se van poco a poco relajando en algunos países del Viejo Continente.

De igual manera, los registros estadísticos indican que la capacidad de transporte se ha reducido también en la última semana, al disminuir también el número de camiones inactivos en el período, aunque en el informe no se indican los motivos por los que los vehículos pesados permanecen sin actividad.