TSC Auto ID ha lanzado un nuevo módulo de impresión programable PEX-1000 LH, que se completará con la salida al mercado durante el próximo mes de diciembre de los modelos de lado derecho de esta misma serie, con lo que la marca tendrá para finales de año un total de seis impresoras de transferencia térmica disponibles.

Estos equipos combinan un mecanismo de impresión de precisión con electrónica de alto rendimiento y equipan una amplia variedad de sensores para producir etiquetas de alta calidad con una resolución de 203 ppp a hasta 18 pulgadas por segundo, con la posibilidad de adaptarse a diversos tamaños de etiquetas de hasta 114 mm de anchura y, en particular, para etiquetas más pequeñas en formato 20 x 5 mm.

Los modelos PEX-1130 y PEX-1230 ofrecen 300 ppp y velocidades de impresión de hasta 14 pulgadas por segundo, mientras que los dos módulos de 600 ppp PEX-1160 y PEX-1260 proporcionan velocidades de hasta seis pulgadas por segundo. 

El nuevo motor de impresión incorpora una robusta construcción de fundición que garantiza fiabilidad, facilidad de uso y y mantenimiento. Su diseño duradero y fiable asegura una ruta estable del medio de impresión para una calidad, precisión en la impresión y capacidad para integrarse fácilmente en entornos de sistemas ‘Print & Apply’ tanto nuevos como ya existentes.

Así mismo, la nueva serie está adaptada para las aplicaciones de fabricación o logística o el etiquetado en el sector farmacéutico o sanitario, en los que se requiere una impresión de etiquetas de gran calidad y alto nivel de exigencia, dispone de pantalla en color de 3,5” con menú de seis botones y puerto USB host en el lado frontal para facilitar la instalación de actualizaciones en un solo paso para formatos de etiquetas o firmware mediante una unidad USB y teclado externo. 

De igual modo, el diseño del cajón en la parte posterior facilita el mantenimiento, mientras que el sistema de impulsión del medio modularizado del módulo de impresión permite efectuar el reemplazo con facilidad.