Continental ha lanzado una nueva solución de descarga remota y automática de Continental, VDO DLD II, que facilita a los operadores y empresas de transporte la transferencia remota de los datos desde la memoria del tacógrafo digital y las tarjetas de conductor, a través de un seguro servicio web.

La descarga automática se realiza a través de GPRS, basándose en la configuración previa que el gestor de flotas haya realizado en función de las necesidades y requerimientos, sin necesidad de la intervención del conductor y mientras la tarjeta de empresa está segura en las oficinas.

El dispositivo se instala de forma sencilla gracias al cable opcional ‘plug-and-play‘ y permite la comunicación móvil gracias a la tarjeta SIM integrada. Únicamente se necesita una conexión a Internet para que los datos se descarguen de manera automática en el sistema informático de la flota o directamente sobre la plataforma web, en la que se archivarán y custodiarán de manera segura.

Gracias a su capacidad de almacenaje de 512 MB, interfaces CAN adicionales, y entradas y salidas digitales, está preparado para funciones telemáticas futuras. El gestor de flota también puede agregar servicios adicionales posteriormente si así lo necesitara.

Por otro lado, aporta seguridad a los gestores en los casos en que los conductores están de ruta por Europa, en lo que respecta al cumplimiento de la legislación sobre el archivo de datos de la memoria del tacógrafo y de la tarjeta de conductor.

El sistema también es compatible con la solución DLD Short Range II, basada en una conexión Wi-Fi, que descarga los datos cuando los vehículos llegan a las bases. De hecho, es posible cambiar de una versión a otra cuando sea necesario o bien equipar los vehículos individualmente disponiendo así de ‘flotas mixtas‘.