Volvo Trucks ha puesto en marcha una nueva solución integrada para el transporte de mercancías en contenedor desde un centro logístico a una terminal portuaria en Gotemburgo, Suecia. En colaboración con el operador DFDS, el fabricante utilizará Vera, su vehículo eléctrico, conectado y autónomo, en una aplicación real.

Este modelo es adecuado para distancias cortas y permite transportar grandes volúmenes de mercancías con alta precisión, pero gracias a esta operativa se podrá desarrollar todavía más su potencial para diferentes operaciones.

La iniciativa se lleva a cabo con el apoyo de la Agencia Sueca de Innovación Vinnova, la Administración Sueca de Transporte y la Agencia Sueca de Energía a través del programa FFI de investigación de vehículos estratégicos e innovación. Se trata de un sistema conectado que consta de varios vehículos Vera controlados por un operador desde una torre de control.

La finalidad es garantizar un flujo continuo de mercancías y desarrollar una solución eficiente, flexible y sostenible a largo plazo, que sirva como complemento para los sistemas actuales. Para ello, también han tenido que realizarse algunos cambios en la infraestructura, como la instalación de puertas automáticas en las terminales.

Este es el primer paso hacia la implementación de la nueva solución en una tarea de transporte real en carreteras públicas predefinidas en un área industrial. Con unos bajos niveles de ruido y cero emisiones, es adecuada para flujos repetitivos con una velocidad máxima de 40 km/h.