Ssi Schaefer ha lanzado una nueva solución para la preparación de pedidos y el embalaje de piezas pequeñas en una combinación de e-commerce y comercio minorista. 

Se trata de un enfoque nuevo para la preparación de pedidos Split Case adaptado particularmente a los retos modernos de los canales múltiples de venta y distribución.

Los sistemas tradicionales normalmente están optimizados para un canal de distribución específico. Fulfilment Factory facilita a un centro de distribución el procesamiento eficiente de los más variados tipos de pedidos, como los del e-commerce y del comercio minorista.

Además, es apto para el handling de diferentes marcas e incluso gamas muy variadas de productos dentro del mismo centro de distribución.

Nuevos retos por el comercio electrónico

Las compras por Internet plantean una serie de nuevos retos para los proveedores. Estos incluyen la necesidad de la manipulación de devoluciones, la puesta a disposición de una selección ampliada con un número mayor de artículos en stock, la necesidad de garantizar la rápida entrega de pedidos recibidos, así como la capacidad de enfrentar de manera eficiente las variaciones considerables de las cargas de trabajo diarias y estacionales.

Debido a otras tendencias actuales como los cambios rápidos que se producen en la moda y en el desarrollo de productos, los artículos a almacenar en un centro de distribución no son de larga vida, lo que significa un reto casi insuperable en términos de la colocación de los productos en los sistemas de almacenaje tradicional.

Para enfrentarse a estos requerimientos variables del futuro y al mismo tiempo reducir al mínimo los gastos de la distribución, la compañía ha desarrollado su nueva solución.

Fulfilment Factory

La solución permite una reducción de los gastos de procesamiento de pedidos muy pequeños y, además, crea la posibilidad de manejar una mezcla variable de pedidos más grandes del comercio minorista y pedidos directos más pequeños en cualquier combinación.

Un sistema del tipo Fulfilment Factory incluye un módulo flexible de búfer dinámico que se puede utilizar para varios propósitos. Sobre todo, se emplea para la manipulación de devoluciones completamente automática, la extracción y el almacenamiento de piezas individuales.

El sistema, que alcanza el mismo grado de eficiencia en el procesamiento de pedidos pequeños y grandes, se presenta como una solución fiable con respecto al futuro y a los cambios de las estructuras comerciales. Estos pueden incluir variaciones en la cantidad de SKU, la distribución o la cantidad de diferentes tipos de pedidos a procesar por día.

El sistema es ampliable y puede ser adaptado posteriormente e integrado con otras tecnologías como los transelevadores o los sistemas de empaquetado automáticos o semiautomáticos.

Artículos en bolsas separadas

Asimismo, se han aplicado diferentes innovaciones y tecnologías. Se usa un sistema de transporte aéreo con carriers estándar aptos para ser equipados con transponders RFID. Gracias al empleo de este sistema de transporte económico y fiable que tradicionalmente se usa para la distribución de prenda colgada, es posible alcanzar rendimientos elevados.

La mayoría de las soluciones de manipulación de materiales para este sector manejan cartones o cubetas. Fulfilment Factory maneja todos los artículos individualmente, en bolsas separadas, y por eso es capaz de transportar, acumular y proporcionar los artículos en la secuencia correcta según los requerimientos del caso.

Además, permite crear un «búfer dinámico» para artículos sueltos, que se encuentra localizado entre el área de alimentación y el área de embalaje y que cumple varias funciones, como por ejemplo la acumulación de devoluciones, la acumulación de restos del picking de cartones llenos o de las extracciones del transelevador o el almacenaje de productos preparados de antemano para nivelar la carga de trabajo diario.