Suzuki ha presentado una nueva versión de su vehículo comercial ligero Jimny, que desde su lanzamiento en 2018, ha atraído a particulares y profesionales.

En este caso, para cubrir mejor las necesidades de los conductores profesionales, se ha diseñado una amplia zona de transporte con suelo plano y un separado de carga que evita que entre en la cabina.

Para mejorar su capacidad, cuenta con un maletero de 863 litros, 33 más que la versión para pasajeros, cuando se abaten los asientos traseros. Además, este vehículo todoterreno, de dos plazas, incorpora un chasis escalonado, suspensiones de tres apoyos rígidos y el sistema 4×4 conectable Allgrip Pro.

Por otro lado, para una conducción más tranquila tanto en carretera como ‘off-road‘, está equipado con las mismas medidas de seguridad que la versión de pasajeros.

Esto incluye el control predictivo de frenada, que emplea un freno automático para evitar colisiones, y el control de descenso y retención para la conducción en rampas. A ello se añade el eCall, una función de llamada de emergencia en caso de accidente.