Ante la creciente demanda de soluciones de movilidad para el reparto urbano de mercancías medioambientalmente responsable, Bosch apuesta por el desarrollo de cadenas cinemáticas eléctricas más eficientes y baratas, que permitan el desarrollo del vehículo eléctrico.

El fabricante alemán espera que esta nueva cadena cinemática empiece a equiparse en vehículos comerciales ligeros a partir de 2019, en lo que supone un paso más hacia la electromovilidad, después del desarrollo que ha llevado a cabo Bosch con DHL para crear los StreetScooter.

Sin embargo, ahora, la marca alemana quiere desarrollar una cadena cinemática denominada eCityTruck que pueda equiparse en prácticamente cualquier vehículo de reparto de entre dos y 7,5 toneladas de MMA. Para ello ha desarrollado un equipo motriz con dos versiones: con transmisión incorporada o sin ella.

Con estas variantes, Bosch pretende facilitar el acceso de los fabricantes a grupos motrices eléctricos, con el fin de que puedan fabricar vehículos de distribución urbana eficaces y más baratos, así como con mayor rapidez para poder atender la demanda del mercado.

El reparto urbano es, según los responsables de Bosch, uno de los segmentos de actividad en que los vehículos eléctricos pueden encontrar una aplicación masiva en poco tiempo, dado que la autonomía que actualmente ofrecen estos vehículos se adapta a las necesidades de este tipo de transporte sin penalizar el nivel de actividad exigido ni las capacidades de carga de los vehículos que se utilizan.