Gamma-Woppla ha lanzado al mercado unas nuevas cajas encajables entre si al 70 % de su volumen, para una optimización de los costes de transporte durante el retorno de las cajas vacías.

Además, los embalajes también presentan una alta robustez y resistencia gracias a su concepción monobloque y a su material de polietileno alta densidad, lo que les permite soportar hasta 20 kg de mercancías, pese a que solo pesan entre 1,5 y 1,7 kilos, según la versión.

De igual modo, también disponibles en diferentes colores y versión calada o no. La versión calada permite, sobre todo, una mejor conservación de los alimentos que necesitan una ventilación durante el almacenamiento.

Con sus dimensiones de 600 x 400 mm y a su altura de 200 mm, ofrecen un volumen de almacenamiento optimizado de 32 litros, mientras que sus dos colores permiten localizar inmediatamente las posiciones apiladas y encajadas.

Las nuevas cajas han sido diseñadas para ser utilizadas de manera preferente en los sectores del comercio y de la gran distribución, así como en el ámbito agroalimentario y la industria cárnica para todas las necesidades de transformación, almacenamiento y congelación en los mataderos, carnicerías y supermercados.

Además, también tienen aplicación en medios agrícolas para la recolección y el almacenamiento de frutas y hortalizas, la piscicultura o la viticultura, para las recolecciones, las vendimias, entre otros sectores.