Toyota Material Handling ha presentado dos nuevas carretillas eléctricas de conductor acompañante, la BT Levio LWE 130 y la BT Staxio HWE 100, que resultan adecuadas para su uso en almacén y para una gran variedad de aplicaciones de menor intensidad. Ambas son compactas, eficientes y permiten trabajar en espacios reducidos y a bordo de vehículos de reparto.

La LWE130 puede transportar cargas de hasta 1,3 toneladas en distancias cortas y medias, con una velocidad de hasta 5,5 km/h, mientras que la carretilla apiladora HWE100 puede apilar hasta una tonelada a alturas máximas de dos metros.

Las dos disponen de un cargador integrado para una carga fácil y rápida, aunque la LWE130 ofrece también la opción de un sistema de carga en el vehículo para efectuar cargas parciales durante los desplazamientos, con un control inteligente que hace que sólo funcione cuando el motor del vehículo principal está en marcha.

Están equipados con un motor de CA de bajo mantenimiento que ofrece durabilidad y resistencia, además de un bajo consumo de energía.

Para garantizar una manipulación segura y eficiente de los materiales, son compatibles con la herramienta de gestión de flota I_Site, que supervisa la autorización del conductor con un código PIN y el uso de la máquina, y detecta posibles impactos en tiempo real.

La HWE100 también ofrece el ajuste automático de altura, mediante una célula que controla la altura de la parte superior de la carga y ajusta la altura de la horquilla a un nivel cómodo para el operario.

La función Click-2-Creep facilita un control seguro en espacios estrechos, con tan sólo hacer doble clic en la palanca de control.La HWE100 cuenta con un chasis de cinco puntos que confiere a la carretilla mayor estabilidad y control.