Coca-Cola Iberian Partners ha presentado en su planta de Galdácano, Vizcaya, las conclusiones y cierre del proyecto europeo Pan-Robots (Plug and Navigate Robots), por el que se ha desarrollado una carretilla inteligente que supondrá «una revolución en la logística de fábricas y almacenes», según indican desde la distribuidora. 

El objetivo de este proyecto es desarrollar, demostrar y validar un sistema de automatización genérico para la logística en fábricas modernas basado en carretillas láser guiadas (LGV) avanzadas.

Pan-Robots trae consigo una importante mejora en la seguridad y la productividad. Por un lado, incluye nuevos sensores, que permiten detectar a las personas y elimina cualquier punto ciego. Y por otro, incorpora mejoras tecnológicas, que facilitan que las carretillas se muevan con mayor flexibilidad, libertad y velocidad.

La iniciativa europea propone una nueva generación de LGVs flexibles, rentables, seguros y sostenibles, en combinación con sistemas de infraestructura avanzada. Estas carretillas podrán transportar material y productos en fábricas basándose en la planificación autónoma en ruta y en la navegación, permitiendo una gran flexibilidad.

Se trata de un proyecto con el que Coca-Cola Iberian partners quiere continuar mejorando la eficiencia de sus procesos a través de la innovación tecnológica, con el objetivo de lograr una mayor seguridad y productividad. 

El proyecto, que ha contado con el impulso y participación de la Unión Europea, ha tenido una duración de tres años y una inversión de cinco millones de euros. Junto a la distribuidora española, también han participado institutos y empresas de Alemania, Finlandia, Italia y Rumanía.