El fabricante valenciano de semirremolques Guillén ha entregado un total de 16 nuevos semirremolques a tres empresas de transporte españolas. Todas las entregas han sido de lonas correderas con acabado para aseguramiento de la carga según norma EN-12642 código XL.

Los semirremolques lona corredera Guillén incorporan chasis G-110, un  chasis testado en circuito cerrado – ensayo de fatiga- y circulación real equivalente a más de 2.000.000 km, totalmente galvanizado, homologado para una carga neta de 27.000 kg, con peso reducido desde 6.000 kg y Peso Técnico Máximo Autorizado de 41.000 kg.

En concreto, las nuevas entregas se reparten entre los cinco semirremolques para Transportes Luis Jurado Cabrera (Jaén), siete unidades para Transportes Campillo (Valencia), y cuatro semirremolques para Margut (Santander).

Entre las ventajas de estos semirremolques destaca su mayor durabilidad, sus bajos costes de mantenimiento, así como su reducción en el consumo de combustible y su menos desgaste de neumáticos.

El resumen del primer semestre para el grupo es positivo, pues a fecha 30 de Junio, en Guillén registran un incremento del 50% de facturación, en relación con el mismo período del ejercicio pasado y el número de semirremolques en pedidos en firme ya supera la totalidad de semirremolques pedidos durante todo el 2012.