sensormatic etiqueta para botellas de tyco 2

Tyco Retail Solutions ha anunciado el lanzamiento de las nuevas etiquetas Sensormatic para tapones de botella de vino y licores, que con un diseño elegante y transparente, impide el robo y el consumo en tienda y permite la exposición abierta o promoción de la marca de una de las categorías de productos más difíciles de proteger.

La nueva etiqueta Sensormatic es la única disponible en el mercado que incluye tecnología acústico-magnética (AM) y radiofrecuencia (RF) dentro de una misma etiqueta.

Esta combinación permite a los minoristas proteger una amplia gama de mercancías y pasar fácilmente de RF a AM sin tener que desechar las inversiones realizadas anteriormente en etiquetas duras.

De acuerdo con el barómetro mundial más reciente sobre hurtos en el comercio al por menor, el vino y los licores se encuentran entre las líneas de productos de «mayor riesgo», ya que son fáciles de robar y de ocultar, tienen un valor relativamente elevado y se suelen revender en Internet.

Los minoristas deben asegurarse de que los artículos con un alto valor y propensos al robo están protegidos, pero también deben estar accesibles para los clientes con el fin de fomentar su venta.

Con la etiqueta para tapones de botella Sensormatic de Tyco se ofrece a los minoristas el mayor nivel de rendimiento y resistencia a las desactivaciones junto con un diseño estéticamente agradable.

Basada en las altas capacidades de detección de la tecnología para la protección electrónica de artículos (EAS) de Sensormatic, la nueva etiqueta para tapones de botella es muy eficaz en productos que contienen líquidos y se ajusta a la mayoría de tamaños de cuello de botella. 

Su reducido tamaño maximiza el espacio en la estantería, y también ayuda a eliminar la necesidad de que los minoristas tengan que volver a organizar las estanterías: una de las principales problemáticas que a menudo causan las etiquetas más grandes.

Además, la nueva etiqueta Sensormatic es fácil de poner y fácil de quitar en el punto de venta, reduciendo los costes operativos asociados a la aplicación de etiquetas y permitiendo a los empleados acelerar el paso por caja de los clientes y mejorar la experiencia general del comprador.