Toshiba Tec ha lanzado la nueva serie B-FV4 de impresoras de sobremesa compactas, robustas y potentes. Su tamaño es lo suficientemente pequeño como para encajar en los espacios más reducidos dentro de una multitud de entornos industriales y de oficina.

Esta impresora es ideal para producir etiquetas en oficinas, hospitales, almacenes, transportistas, entre otros sectores. La nueva solución se define por ser una impresora Plug&Play, capaz de integrarse a la perfección en los sistemas existentes.

La serie B-FV4 comprende dos modelos clave, la B-FV4D utiliza impresión térmica directa y la B-FV4T utiliza la tecnología de transferencia térmica y térmica directa. Ambas variantes están disponibles en 300 dpi y 200 dpi, cuentan con soporte para memorias USB y una amplia selección de opciones de interfaz de comunicación. 

En lo que respecta al mantenimiento, su intuitivo sistema de carga de papel permite cambios rápidos y fáciles de rollos de papel, mientras que el cabezal de impresión y el platen pueden sustituirse sin necesidad de herramientas. Además, la B-FV4T soporta cintas de impresión de hasta 300 m, lo que le permite tener una alta autonomía, siendo necesarios menos cambios de consumible.

Además de la calidad en el diseño y construcción, la solución también cuenta con credenciales en torno al ahorro de energía. Dispone de una amplia gama de consumibles de larga duración, tales como cintas homologadas, etiquetas y productos de limpieza, que ayudan a que estos dispositivos sean lo más sostenible posible.