pif-del-puerto-de-vigo

El Ayuntamiento de Vigo quiere eliminar la circulación de camiones por la calle Sanjurjo Badía, con el consiguiente perjuicio para los transportistas.

La calle Sanjurjo Badía ha sido tradicionalmente una de las principales vías de salida de Vigo para la que, en su momento, se concedieron una serie de autorizaciones para la libre circulación de tráfico pesado, por lo que, además, su cierre podría no tener un sustento jurídico, a juicio de la Autoridad Portuaria.

El que parece ya un cierre inminente al tráfico pesado del vial ha hecho saltar todas las alarmas en la Autoridad Portuaria de Vigo que, a través de su presidente, Enrique César López Veiga, ha analizado la situación junto a los principales afectados por esta medida, los transportistas.

Durante la reunión mantenida con algunos responsables de Asetranspo (Asociación Provincial de Empresarios de Transportes Discrecionales de Mercancías de Pontevedra) se ha acordado solicitar al Ayuntamiento de Vigo que no se precipite y retrase esta decisión, ya que no es razonable cerrar una vía de estas características al tráfico de camiones sin ofrecer alternativas.

De hecho, es al Ayuntamiento a quien corresponde ofrecer alguna solución al cierre, ya que ni la Xunta de Galicia, el Ministerio de Fomento y tampoco la propia Autoridad Portuaria tienen competencias en este asunto ya que se trata de una zona urbana.

El problema está en que Vigo es la única ciudad importante de España por cuyo centro circulan habitualmente camiones de cinco ejes. Los vehículos transitan por Sanjurjo Badía y otras calles del centro en sus desplazamientos entre el Puerto y las industrias ubicadas en Teis y Chapela.

El Ayuntamiento ya restringió en 2011 el paso de vehículos pesados a aquellos que dispusiesen de una licencia especial. Actualmente, son alrededor de 800 los camiones pertenecientes a unas 160 empresas que cuentan con este permiso.