nueva-straddle-carrier-de-konecranes

El primer cliente del fabricante en incorporar esta solución será Ports of Auckland.

Konecranes, especializado en la automatización de terminales de contenedores, ha presentado en la feria TOC Europe, en Amsterdam, su nueva ‘straddle carrier’ Noell A-Strad. Cuenta con un sistema diésel-eléctrico para lograr mayor precisión en las maniobras, tanto en las versiones manuales como automáticas.

A esto se suma el lanzamiento de su nueva A-Sprinter, una versión para el transporte horizontal. Ambas incorporan la última tecnología y cuentan con un software especial, que incluye el sistema de navegación Navimatic, así como la solución para gestión de flotas Teams.

De este modo, los operadores de las terminales de contenedores pueden automatizar sus instalaciones desde el principio o transformarlas en diversas fases. De hecho, las Noell A-Strad de tipo manual pueden acondicionarse fácilmente para las operaciones automatizadas mediante una adaptación de sus mecanismos de control.

Así, el fabricante ofrece a sus clientes una automatización por módulos estandarizados, de forma que puedan realizar la adaptación de sus terminales siguiendo su propia estrategia a largo plazo, más flexibilizada.

Además, dependiendo de las necesidades de los clientes, Konecranes utiliza diferentes sistemas para la detección de posiciones, como la tecnología GPS, que facilita una navegación precisa, o los transpondedores, habituales en los Vehículos de Guiado Automático, que utilizan una serie de marcadores electromagnéticos en el suelo de la terminal que son detectados con una unidad emisora y receptora instalada en el propio equipo.

El primer cliente del fabricante en beneficiarse de estas ventajas será Ports of Auckland, en Nueva Zelanda, que incorporará 27 A-Strads y actualizará las 21 ‘straddle carriers’ manuales con las que cuenta. Está previsto que todas estén operativas para mediados de 2019.