La británica Trailar ofrece alfombras que proporcionan energía solar a los equipos auxiliares de los vehículos industriales, reduciendo el coste de combustible y las emisiones de CO2. De este modo, el usuario rentabiliza la inversión en menos de dos años, beneficiándose de menores gastos de mantenimiento y una mayor vida útil de baterías y motores.

Estas alfombras son flexibles, ligeras, aerodinámicas, duraderas y resistentes a los golpes, con un peso de solo 2 kg/m² y un grosor de apenas tres milímetros. Están equipadas con un controlador de carga inteligente para proporcionar una eficiencia de carga excelente y un GPS que muestra los datos de geolocalización del vehículo en tiempo real.

Al estar sujetos los vehículos a todo tipo de condiciones atmosféricas y vibraciones, el conector utilizado tenía que resistir todas estas condiciones climáticas y tener una clasificación de protección IP68/69K. También tenía que soportar y resistir diferentes rangos de corriente.

Además, Trailar quería conectores que pudieran utilizar contactos de crimpado de bobina para automatizar el proceso de acabado del cable y acelerar la producción. Finalmente, se optó por los conectores de plástico UTS de Souriu, diseñados especialmente para uso en exteriores.

Sus características de resistencia al agua y radiación ultravioleta y su nivel de sellado IP68/69K aseguran una larga vida útil. Asimismo, funcionan en un rango de temperatura de -40 ºC a +105 ºC.