Tras las dudas de Joaquín Almunia, comisario de la política de competencia de la Unión Europea, sobre la compra de TNT Express por parte de UPS y con una adquisición casi completada, el operador logístico FedEx ha rechazado entrar en negociaciones para quedarse con ciertos activos de TNT. 

El proceso de adquisición se complica, una vez más, para UPS que actualmente se encuentra valorando otras opciones para que la Comisión Europa no siga mostrando fuertes preocupaciones sobre la competencia en lo relativo a la distribución de paquetería express en Europa.

En octubre del pasado año, la Comisión Europea presentó una declaración de objeciones al proceso de fusión de ambas compañías, sobre los efectos que causarían en la competencia la fusión prevista. Con el objetivo de cumplir las exigencias de Bruselas, UPS, a regañadientes, ofreció vender activos de TNT en 12 países europeos. Sin embargo, la compañía ha tenido grandes problemas para encontrar un comprador adecuado.

Según el diario británico  Financial Times, FedEx se ha negado a participar en las discusiones sobre los activos para la venta, ya que no representan una parte bastante significativa de las actividades de TNT Express, llegando a considerar que este rechazo podría ser una táctica para desestabilizar la adquisición. 

Parece ser que la compañía francesa DPD, empresa subsidaria de La Poste es actualmente una buena opción, sin embargo, según señala el periódico inglés, la Comisión Europea podría no permitir este reparto ya que no es propietaria de una red de transporte aéreo. 

El periódico ha hecho mención a las palabras de Joaquín Almunia, sobre lo que el  acuerdo supondría para los mercados europeos. “Todavía queda por ver si las soluciones apropiadas en última instancia, abordan nuestras preocupaciones en la paquetería express en Europa«.

En este sentido, la Comisión Europea no ha descartado la posibilidad de desarrollar expresamente para que la adquisición se complete, un integrador adicional. Aunque esto estaría determinado por la capacidad de UPS para mostrar que el nuevo integrador no se viese afectado por depender de la red de transporte aéreo de otro grupo.

Sin embargo, FedEx es considerada la empresa más adecuada para adquirir los activos y por lo tanto permitir la adquisición de TNT Express. Si no hay otras opciones disponibles, UPS puede tener que volver a FedEx con una propuesta más atractiva.