En los supermercados, tiendas de bricolaje, así como en la logística y la industria, las transpaletas manuales son componentes importantes de la logística interna. Por esta razón, Clark ha lanzado los modelos HPT Eco y el HPT Premium, diseñados para una carga máxima de 2.500 kg.

Ambas unidades se caracterizan por su robusto armazón con una alta resistencia al desgaste, que le garantiza una larga vida útil. La carga se sube y baja manualmente con una bomba hidráulica, y el operador puede realizar maniobras con cargas pesadas con muy poco esfuerzo, incluso en espacios reducidos.

En esta línea, la válvula proporcional permite bajar las horquillas de forma suave y sensible incluso con cargas pesadas. Por su parte, la válvula de alivio de presión protege contra la sobrecarga de la carretilla.

Los dos modelos pueden ser equipados con el sistema Quicklift de elevación rápida, que permite levantar rápidamente cargas de hasta 150 kg y desplazarlas por el almacén. También cuentan con rodillos de entrada y salida, disponibles con diferentes diseños y longitudes de horquilla.

Procesos ergonómicos y eficientes

Estas transpaletas aseguran procesos de trabajo ergonómicos y eficientes con bajos costes de adquisición y mantenimiento. En el caso de HPT Eco, con un peso muerto de 69 kg, ha sido diseñada para aplicaciones más ligeras.

Su ángulo máximo de dirección de 190º le permite maniobrar bien en espacios extremadamente estrechos. Además, el timón tiene un diseño curvo y la manija para operar el sistema hidráulico es angular.

Por su parte, el HPT Premium, con un peso de 63 kg, ofrece un ángulo de dirección máximo de 205° y un chasis robusto, lo que garantiza su estabilidad en las aplicaciones más duras. En este caso, el timón tiene un diseño más ergonómico.

Ambas máquinas requieren poco mantenimiento y pueden funcionar sin equipo técnico adicional, destacando en este sentido el sistema de montaje rápido de la Premium para montar o reemplazar rápidamente la barra de tracción.