l objetivo es modernizar la terminal por la inminente finalización de las obras de acceso ferroviario a la dársena.

La nueva zona de carga rodada se ubicará en la dársena de Escombreras.

La Autoridad Portuaria de Cartagena ha licitado la construcción de dos atraques para carga rodada en los muelles Príncipe Felipe e Isaac Peral, con el fin de ganar atractivo y conseguir un mayor volumen de mercancías.

En este sentido, para dotar al puerto de unos servicios que en la actualidad solo puede ofrecer con limitaciones, se prevé la construcción de dos rampas ro-ro y una reorganización del espacio en el Muelle Príncipe Felipe e Isaac Peral y sus zonas anexas, con el fin de que puedan acoger nuevos tráficos de carga rodada.

De igual modo, también se plantea la creación de una zona exclusiva para carga y descarga rodada con zona de estacionamiento separada del área portuaria dedicada al tráfico de contenedores en el Muelle de Santa Lucía y que contará con sus propios puntos de inspección fronteriza.

A este proyecto, que cuenta con un presupuesto base de licitación de 1.036.792,25 euros y un valor estimado de 856.853,10 euros se han presentado nueve ofertas diferentes con puntuaciones técnicas que varían entre los 59,70 puntos y los 86,70 puntos.

Las empresas que han anunciado su intención de ejecutar estas obras son Acsa Obras e Infraestructuras; Cyes Maritime Works, Rover Alcisa e Inerzia; Dragados; Ferrovial Agromán y Jubameda; Marco Infraestructuras y Medio Ambiente, Marco Obra Pública y Ciomar; Pavasal; la unión temporal de empresas que componen Construcciones Alpi y González Soto; y la UTE de Urdecón y Extraco.