Se realizarán estrictos controles a los camiones en la aduana del puerto de Ceuta

Se realizarán estrictos controles a los camiones en la aduana del puerto de Ceuta

El presidente de Ceuta, Juan Vivas, y el delegado del gobierno en la ciudad, Francisco Antonio González, han ratificado el jueves 5 de marzo en nombre de ambas administraciones un acuerdo que trata de estrechar el cerco al fraude fiscal detectado en torno a la importación, el transporte, el almacenamiento y la venta de mercancías en la ciudad autónoma.

La iniciativa, que trata de perfeccionar mecanismos de control aduaneros ya en vigor, movilizará hasta a cinco consejerías de la ciudad y a sus servicios tributarios, además de a organismos estatales como la Agencia Tributaria, aduanas, Seguridad Social, Abogacía del Estado, Inspección del Trabajo, puerto, Policía Nacional y Guardia Civil.

El acuerdo pondrá especial énfasis en el control sobre la importación de mercancías que entran en Ceuta a través del puerto y que, en su inmensa mayoría, tienen como destino final Marruecos.

Estrictos controles de peso a los camiones

En esos casos, los camiones y cualquier otro vehículo pesado serán sometido a un estricto pesaje para que el contenido real se corresponda con la carga declarada, evitando así los desfases registrados durante los últimos años.

El segundo de los ejes que vertebran el pacto entre ambas administraciones pasa por «avanzar en la compleja finalidad de normalizar las actividades comerciales de los polígonos del Tarajal», las naves situadas al pie del paso fronterizo con Marruecos y que se convierten a diario en un reguero de miles de porteadores que trasladan mercancías a sus espaldas y que en los últimos meses han generado avalanchas y problemas de orden público.,

El tercer pilar del convenio potenciará «los medios adecuados para dar fluidez y agilidad al tránsito fronterizo de personas, mercancías y vehículos, uno de los principales yacimientos para ensanchar el mercado local de bienes y servicios» en pro de una economía más competitiva. En ese sentido, jugará un especial papel la futura inauguración del Tarajal II, el paso obligado de mercancías que sustituirá al actual, el saturado paso del Biutz.

Tanto Vivas como González han reconocido que se trata de un documento «consistente y completo», que no dejará escapar ningún aspecto del tránsito de mercancías en la ciudad, y que realizará un seguimiento desde el mismo momento en que los productos entran a en Ceuta.

El convenio contempla protocolos para solicitar al Ministerio del Interior los medios humanos, tecnológicos y materiales necesarios para compatibilizar la seguridad de personas y mercancías a través del paso del Tarajal con un tránsito ágil.