Debido al continuo aumento de los requisitos de la logística interna, la automatización parcial o integral de los procesos de almacenamiento y su flexibilidad cobran una importancia cada vez mayor.

En este contexto, Hubtex ha lanzado la primera carretilla elevadora multidireccional eléctrica de carga lateral totalmente automatizada para la manipulación de cargas largas, pesadas y voluminosas.

La PhoeniX AGV, que ofrece un bajo consumo energético y tiempos de uso prolongados, es capaz de detectar las diferentes cargas largas que sobresalen del contorno del vehículo. Entre sus funciones destacan las de mapeado dinámico, posicionamiento exacto y almacenamiento en bloque.

Con una navegación basada en objetos, combina los datos de sensores de navegación, protección de personas y protección de máquinas. Los sensores de protección de personas crean un campo de protección horizontal en la dirección de marcha, que reduce la velocidad de desplazamiento hasta la parada si se detecta una persona o objeto.

Además, los escáneres de protección de personas se utilizan para la entrada en el pasillo de estanterías, mientras que los de protección de máquinas permiten evitar las colisiones.

No obstante, puesto que el escáner de protección de personas únicamente detecta los objetos a una altura baja y no los que invaden el recorrido, se utiliza un escáner de navegación adicional para identificar objetos en el entorno, como estanterías en voladizo, paredes o columnas.

Gracias a la combinación de todos los datos, se crea un mapa virtual interactivo del almacén, que determina la posición de la Phoenix AGV dentro de la nave y permite  desplazamientos de precisión en el almacén.

Por otro lado, puede detectar con seguridad cargas largas, registrarlas y adaptar el área de conducción de forma correspondiente, así como los campos de protección. Para ello, se escanea el contorno de carga para comprobar la viabilidad del encargo y detectar espacios libres para insertar los brazos de horquilla para elevar la carga.