Yara Iberian ya opera en unas nuevas instalaciones de almacenamiento de AdBlue ubicadas en la terminal que gestiona Tepsa en el puerto de Bilbao.

Con sus 10.500 m³ de capacidad, el complejo se convierte en el mayor punto de almacenaje de la compañía fuera de los grandes centros de producción y dobla la capacidad que tenía la multinacional en el enclave vasco.

El punto del recinto portuario vizcaíno, en el que Yara tiene presencia desde 2012 será abastecido desde las plantas de Francia, Holanda o Alemania, lo que redundará en un refuerzo de su presencia en la zona.

Asegurar la disponibilidad de producto

De igual modo, Yara ha puesto en marcha este mismo año un centro de producción en Madrid y otros 2.500 m³ de almacenaje en el puerto de Motril.

Con todos proyectos, Yara refuerza su estrategia de asegurar la disponibilidad de producto para hacer frente a la creciente demanda, a la vez que acerca sus stocks a los clientes finales.

El AdBlue es una mezcla de urea que se usa en vehículos diésel que cuentan con tecnología SCR con el fin de reducir las emisiones contaminantes de NOx que producen los motores.