La Autoridad Portuaria de Santander ha venido desarrollando en los últimos meses importantes trabajos para garantizar la seguridad del recinto de la ZAL y de aquellas zonas habilitadas para el tránsito de semirremolques en tráficos de carga rodada.

En este sentido, el enclave cántabro ha recibido la semana pasada la obra del recinto con muros de hormigón para semirremolques, ubicado en la ZAL del puerto.

Se trata de un recinto de unos 10.600 m² para el estacionamiento temporal de los semirremolques relacionados con los tráficos de ferries, que habilita una capacidad aproximada de 80 plazas.

Este espacio ha sido proyectado para garantizar la seguridad con un perímetro reforzado con un muro de hormigón de 4,4 metros de altura total, en un proyecto adjudicado en 470.863,33 euros a Rucecan y cuyos trabajos han terminado a finales de la semana pasada.

Con estos proyectos, la Autoridad Portuaria de Santander sigue impulsando los tráficos de carga rodada como uno de los elementos más competitivos de su oferta.

Entre enero y abril, el recinto portuario cántabro ha contabilizado un tráfico total de 11.850 remolques, semirremolques y plataformas en tráfico de carga rodada, lo que implica cifras similares a las registradas en los cuatro primeros meses del pasado 2019.