Cimalsa y la Asociación de Transportistas de Gerona ‘Asetrans’  han inaugurado el nuevo centro de formación y de servicios del transporte, situado en Vilobí d’Onyar, junto a la Central Integrada de Mercancías, CIM La Selva.

El nuevo emplazamiento está enfocado principalmente a la formación de nuevos profesionales del transporte, la logística y la movilidad, un déficit que está sufriendo el sector en el ámbito estatal e internacional.

El centro, propiedad de Cimalsa, empresa pública de la Generalidad de Cataluña y que gestionará Asetrans, cuenta con 220 m² de aulas y también dispone de una zona administrativa y de despachos para los asociados.

Este colectivo gerundense imparte planes de formación de conductores y para el 2022 aspira a implantar un ciclo formativo público de grado medio.

El diseño del edificio se ha hecho aplicando criterios de consumo cero, con una estructura de madera para minimizar el impacto ambiental de las obras de construcción, instalación de producción de energía fotovoltaica por autoconsumo y optimización de las instalaciones para minimizar el consumo eléctrico y de agua potable, con una inversión aproximada de unos 800.000 euros.

Su ubicación se encuentra en un punto estratégico de la red viaria, donde se cruzan el Corredor Mediterráneo con el eje transversal, junto al aeropuerto de Gerona. Ocupa un recinto cerrado de 22ha en los términos municipales de Vilobí d’Onyar y Riudellots de la Selva.