El fabricante germano Beumer ha lanzado al mercado un nuevo dispositivo semiautomático de descarga para diferentes paquetes, que proporciona mayor rendimiento y un trabajo más ergonómico para los operarios de mensajería y paquetería.

El ‘Beumer Parcel Picker‘ es una máquina que trabaja de manera semiautomática permitiendo la descarga eficiente de unidades agrupadas sin esfuerzo físico, aumentando además considerablemente el rendimiento en los centros logísticos de empresas de servicios postales y de mensajería y paquetería exprés.

Con la expansión del e-commerce, la presión en la actividad de este sector ha aumentado considerablemente, debiendo entregar rápidamente la mercancía sin margen de error mientras presta especial atención a la salud de la plantilla, pues el incremento de operaciones ha aumentado su carga de trabajo. 

En este contexto, la nueva solución se ha desarrollado de manera que el dispositivo robusto y compacto sea muy fácil y seguro de operar. Además, las empresas pueden aumentar su capacidad hasta un rendimiento de más de 2.500 unidades de embalaje por hora.

Diseño ergonómico 

El equipo se compone esencialmente de una banda transportadora telescópica estacionaria modificada y una unidad de descarga acoplada frontalmente que es controlada activamente por el empleado. 

El componente esencial es el denominado manipulador de paquetes, con el que el operador mueve los respectivos paquetes desde la parte superior hacia el sistema de transporte. En su extremo delantero está fijado de forma flexible un ‘arrastrador’ especial que ayuda a manipular las unidades de embalaje y evita daños.

El manipulador de paquetes tiene un diseño ergonómico y está suspendido en el centro de gravedad sin añadir mucho peso, por lo que no es necesario que el operador lo transporte o lo cargue. Debido a que las unidades de embalaje no necesitan ser levantadas en ningún momento, casi no hay esfuerzo físico para el trabajador.

Todo bajo control

A través de un equipo de fácil manejo en el pupitre de mando, el empleado le comunica al sistema la dirección de movimiento, este es activado mediante un pulsador por pedal, lo que permite que el funcionamiento se desarrolle de forma segura.

Una cámara dispuesta en la unidad de descarga se conecta automáticamente al retroceder. De esta manera, el operario puede ver siempre en el monitor todo lo que tiene detrás, evitando así eventuales obstáculos.

El empleado desplaza la unidad de descarga exactamente hasta delante del remolque o del trailer, para lo que los punteros láser sirven de ayuda para la orientación. Tan pronto la parte delantera del equipo se encuentra en el remolque, el control cambia al modo automático.

El equipo se posiciona utilizando sus sensores de distancia laterales hasta que los transportadores de recepción se encuentren delante de los primeros paquetes. El usuario coge las pilas de unidades de embalaje con el manipulador de paquetes y, mediante un ligero movimiento, las pasa a los transportadores de la unidad de recepción.