Con motivo del salón Empack, Gamma-Wopla ha lanzado una nueva solución de embalaje fabricada con polipropileno, la Magic Box, que se presenta como una alternativa a las cajas de cartón.

Más ecológica y fácil de utilizar, se monta y desmonta en menos de tres segundos y resulta mucho más flexible que los embalajes clásicos. Además, no requiere el uso de cinta adhesivva ni grapas, por lo que se gana tiempo.

Mucho más sólido que las cajas de cartón de uso único, este embalaje es completamente reciclable y reutilizable, y ha sido diseñado para efectuar múltiples rotaciones.

Permite transportar los productos sin riesgo de deterioro, al contrario que las cajas de cartón, que pueden aplastarse o volcar. Su vida útil también es mucho más larga, lo que permite disminuir los costes de tratamiento de los residuos.

Robusta y ligera, el peso de la Magic Box no excede los 790 gramos y su tamaño de 400 x 300 x 200 mm ofrece un óptimo volumen de almacenamiento, con una capacidad total de 20 litros. Una vez plegada, no sobrepasa los 25 mm de altura, lo que supone un considerable ahorro de espacio.

Este tipo de cajas pueden apilarse fácilmente para mejorar el almacenamiento y transporte de las mercancías. Además, cuentan con asas para una mejor manipulación y la marca permite personalizarlas en cuanto al color y añadirles etiquetas adhesivas para una mejor trazabilidad de los contenidos.