Filtro PU11001de MANN FILTER

Filtro PU11001de MANN FILTER

El Grupo Mann+Hummel ha lanzado el filtro de combustible PU 11 001 Z, con un rendimiento de filtración mejorado. Dispone de un medio filtrante de triple capa Multigrade F-MB 333, que protege los sistemas de inyección diésel de conducto común altamente avanzados, que requieren una gran pureza del combustible.

Al inyectarse a una presión de hasta 2500 bar, incluso las partículas de suciedad minúsculas actúan como proyectiles y pueden provocar daños en los componentes, o incluso un fallo del sistema.

Además, este filtro tiene hasta siete veces la eficiencia de filtración del anterior medio filtrante ‘premium’ del fabricante, llegando al 99,7% hasta en partículas que miden cuatro micras. También aporta casi el doble de capacidad de retención de suciedad.

Consta de una capa de fibra completamente sintética, responsable del aumento de la capacidad de retención de suciedad, y una capa mixta de celulosa con fibras de vidrio muy finas, que ofrece una alta eficiencia de filtración.

A temperaturas excesivamente bajas en el combustible, se pueden formar cristales de parafina y amontonarse, que pueden bloquear los finos poros del filtro. Para evitarlo, un calentador eléctrico integrado en la carcasa del filtro funde de nuevo las cadenas de parafina floculadas, evitando la colmatación prematura cuando se alcanza el límite de temperatura.

Asimismo, la separación de agua en tres etapas asegura que las gotitas de agua muy finas distribuidas sean separadas del diésel. Al final de su vida útil, el nuevo filtro de combustible sigue obteniendo un rendimiento de separación de más del 90% de las diminutas gotitas de agua de 10 micras.

Fácil acceso a la carcasa del filtro

Por otro lado, se puede acceder a la carcasa del filtro y abrirla fácilmente por la parte inferior del vehículo. Al cambiar el filtro, un soporte de bayoneta colocado en la cubierta de la carcasa y en el filtro, asegura que permanezca en la carcasa y no se caiga.

El combustible puede circular hasta la tapa, donde se recoge y se drena por el tornillo de purga. En consecuencia, no circula descontrolado fuera de la tapa, lo que permite que el mecánico cambie el filtro de forma limpia.