Fowler Welch ha empezado a utilizar un nuevo semirremolque refrigerado ecológico, desarrollado por International Refrigeration Cooling (IRC) y Thermo King. El vehículo, que es el primero de su clase en Reino Unido, aprovecha la energía cinética como fuente de alimentación.

Cuenta con un sistema de carga auxiliar, que almacena la energía que va generando el vehículo para alimentar la unidad de refrigeración. Esto permite la reducción de las emisiones de CO2 hasta 14.000 kilos por año, lo que supone el 50% menos que un semirremolque estándar.

El objetivo del fabricante es ofrecer una solución adaptándose a las nuevas necesidades de los clientes, muchos de los cuales tienen en cuenta la influencia de factores medioambientales en las operaciones de la cadena de suministro.

En este sentido, el proyecto combina el uso del modelo SLXe 50 Spectrum S3 con el refrigerante R452A, con bajo potencial de calentamiento global.