La aragonesa Grupo Tatoma es la primera empresa española en diseñar un nuevo modelo de contenedor isotérmico con motor.

El Isotermo FRIO 700 LR permite transportar y almacenar productos frescos durante días, lo que lo hace idóneo para trayectos de larga duración. Sólo es necesario enchufarlo a una corriente de 12 o 24 voltios y se puede conectar a la batería del vehículo. Además, el contenedor dispone de un sistema de desescarche automático, lo que permite un considerable ahorro de tiempo y esfuerzo.

A diferencia de las neveras, los isotermos mantienen la cadena de frío intacta durante todo el trayecto, sin pérdidas de temperatura. Los contenedores isotérmicos del fabricante incluyen un certificado ATP, que los hace aptos para circular por carretera, y también están certificados por la entidad Tüv-Nord.

Su estructura interior permite una correcta circulación del aire y un enfriamiento homogéneo. Por otra parte, su estructura exterior está reforzada con acero galvanizado.

Todos los contenedores del fabricante cuentan además con un tag de RFID que permite al usuario realizar controles de stock, posicionamientos de los equipos o múltiples aplicaciones.