Scania amplía la gama de combustibles que alimentan sus motores en su estrategia por diversificar las opciones para que el sector del transporte de mercancías por carretera pueda contar con vehículos competitivos y sostenibles y ha lanzado al mercado una nueva versión de su motor de 13 litros, ahora alimentada por bioetanol.

Con el uso de este combustible, el fabricante consigue reducciones en las emisiones de CO2 de hasta un 90%, manteniendo al tiempo prestaciones equiparables a las de sus homólogos diésel en cuanto a conducción, rendimiento y potencia en aplicaciones de larga distancia, construcción y entornos urbanos.

El nuevo motor ED95 de Scania de seis cilindros en línea de 13 litros alimentado por bioteanol emplea encendido por compresión, como los motores diésel convencionales, lo que reduce la necesidad de realizar modificaciones importantes en la mecánica.

En este sentido, los cambios más relevantes que se han hecho al motor están relacionados con el sistema de inyección de combustible y los cilindros modificados para una mayor compresión. El sistema post-­tratamiento de los gases de escape se basa en la misma filosofía del SCR que Scania utiliza para prácticamente todos los motores Euro 6.

El nuevo motor ED95 requerirá unos intervalos de cambio de aceite de 45.000 kilómetros, mientras que sus inyectores necesitarán mantenimiento cada 90.000 km.