El Scania de 16 litros, V8 de 580 caballos, ahora se puede pedir en una configuración con la operación hasta el 100% de biodiésel de la serie R. Así Scania cuenta con cinco motores diferentes para la operación de biodiésel en su gama, que van de los 320 a  los 580 caballos.

En su configuración básica ofrece 2.950 Nm desde 1.000 r/min. La construcción robusta del V8 ha dado una posición especial gracias al acoplamiento de rendimiento y durabilidad.

Con el nuevo motor configurado para Euro 6, Scania tiene un motor biodiesel para adaptarse a cualquier cliente, cualesquiera que sean sus necesidades y aplicaciones.

El fabricante considera el acceso a biodiésel con un V8 un gratificante valor añadido, y prueba de su filosofía modular para el cliente e interesada por las consideraciones ambientales.

Los sistemas SCR y EGR se utilizan para el tratamiento posterior de gases de escape. Según los cálculos de Scania el motor no pierde más del 8% de su energía cuando funciona con combustible biodiésel al 100%.

Un aumento en el consumo que compensa

Al mismo tiempo, se debe contar con un pequeño aumento en el consumo, incluyendo el AdBlue utilizado por el sistema SCR. Pero el fabricante está convencido de que la pérdida de potencia es manejable y lo que se pierde en fuerza se gana de nuevo en el lado sostenibilidad.

Hay combustible biodiésel en el mercado que reduce las emisiones de CO2 hasta en un 80%. Si a ello le sumamos los posibles beneficios adicionales de costés, tales como la reducción de impuestos, la alternativa ecológica se vuelve más atractiva.

El biodiésel es un combustible ecológico completamente flexible en todas las proporciones con el diésel ordinario si la disponibilidad del mismo es limitada. Además, cada uno de los motores diésel de Scania configurados para Euro 6 puede funcionar con el 10% de biodiesel añadido, sin tener que realizar ningún ajuste en particular.