Las actuales dificultades económicas y de liquidez a las que se enfrentan en la actualidad, también, las empresas transportistas, especialmente las de pequeña y mediana dimensión, están comprometiendo en muchos casos la viabilidad de las mismas, llevando en muchos casos incluso su desaparición, que se ve especialmente agravada por la significativa falta de  apoyo y viabilidad de las instituciones financieras a las empresas.

Entre los principales motivos que están ocasionando la falta de liquidez cabe destacar el excesivo retraso en los pagos que las empresas transportistas perciben de sus clientes, que se aleja de forma importante de los plazos máximos establecidos legalmente.

La normativa que en la actualidad regula la morosidad en las relaciones comerciales es la Ley 15/2010, que establece que durante este año 2012 está prohibido el pago a más de 75 días desde la fecha de prestación del servicio, que se rebajará a 60 días a partir de 2013.  Sin embargo, dicha ley se ha mostrado absolutamente insuficiente e ineficaz para evitar las malas prácticas existentes en materia de plazos de pago, resultando que en la práctica, los plazos establecidos en la referida norma son sistemáticamente incumplidos.

Esta falta de garantías para el cobro de las facturas tiene que llevar a que la regulación legal sobre la materia avance más allá de establecer unos principios generales que en la práctica quedan como una mera declaración de intenciones por parte de las Administraciones.

Para Fenadismer resulta imprescindible que se impongan unos plazos máximos de pago, legislando en el ámbito sancionador, no sólo la obligación de pago a 60 días, sino también un régimen de sanciones aplicables a aquellos que incumplan las anteriores reglas de plazos máximos.

Promedio de días de pago

El 67% de los pagos que se realizan a las empresas transportistas por parte de sus clientes incumplen la Ley 15/2010 al superar el plazo máximo de 75 días a contar desde la realización del servicio

Precisamente el establecimiento de un régimen sancionador es el objetivo de las organizaciones que conforman la Plataforma Multisectorial de Lucha contra la Morosidad.

Observatorio permanente de la morosidad

En este sentido, Fenadismer en colaboración con la Fundación Quijote para el Transporte ha puesto en marcha un Observatorio permanente de la morosidad en el sector del transporte de mercancías por carretera en España, con la finalidad de conocer mensualmente la evolución de las formas y plazos de pago en dicho sector.

La metodología utilizada para el desarrollo del Observatorio se ha apoyado en la realización de una encuesta muestral de carácter continúo bajo las siguientes parámetros:

• Ámbito poblacional: empresas transportistas titulares de vehículos pesados de servicio público de ámbito nacional.
• Ámbito temporal: encuesta permanente mediante procesado de carácter mensual.
• Diseño muestral: en torno a 800 empresas transportistas.
• Información solicitada: modalidades de pago y plazos de pago que perciben las empresas transportistas.

En relación a la encuesta llevada a cabo en el mes de Julio de 2012, los resultados obtenidos han sido los siguientes:

• Modalidad de pago: el medio de pago preferido por los clientes de los transportistas continúa siendo el pagaré (un 66%), seguido de la transferencia (un 15%), el confirming (un 13%) y el cheque (un 6%)
• Plazos de pago: el 67% de los pagos que se realizan a las empresas transportistas por parte de sus clientes incumplen la Ley 15/2010 al superar el plazo máximo de 75 días a contar desde la realización del servicio. No obstante, desde Marzo de 2011 en que se inicio el estudio de las muestras que han permitido poner en marcha el Observatorio, se ha ido manifestando una disminución en los referidos plazos de pago frente a los 111 días de media existentes en dicha fecha hasta los 95 días de promedio en Julio de 2012.