El primer consejo rector de Puertos del Estado presidido por Francisco Toledo ha dado el visto bueno al nuevo organigrama del organismo.

La nueva estructura implica cuatro cambios orgánicos, ya que, por una parte, se refuerza la Dirección Corporativa con la creación de una Subdirección de Marco Estratégico y Desarrollo de Negocio, que gestionará el seguimiento del marco estratégico y el observatorio de gobernanza, y con un Área de Innovación que gestionará el fondo Puertos 4.0.

Por otra parte, se adscriben a la Presidencia de Puertos del Estado tanto la Subdirección de Servicios Jurídicos, como el área de Auditoría y Control Interno.

Por último, la Subdirección Económico-Financiera y el área de Información Económico-Financiera pasan a depender de la Dirección de Planificación y Desarrollo, que es la encargada de la planificación económica y de infraestructuras.

Además, se han creado tres nuevas Áreas, como son las de Auditoría y Control Interno, dentro de Presidencia, la de Sostenibilidad y Medio Ambiente, en la Dirección de Planificación, y un Área de Contratación y Gestión de Riesgos en la Secretaría General.

Por otro lado, el Consejo también ha aprobado la cuenta de resultados del ejercicio de 2019, con unos ingresos de 38,7 millones de euros, un resultado de explotación de 6,3 millones de euros y un resultado final positivo de 7,7 millones de euros.

En este ámbito y en relación con el Fondo de Compensación Interportuario, las cuentas reflejan que el sistema portuario ha aportado 43,2 millones de euros, mientras que se han repartido 45,6 millones de euros en diversas obras, con una aportación extraordinaria de 2M€.

Finalmente, el Consejo ha aprobado la modificación de los Planes de Inversión de las Autoridades Portuarias de La Coruña, Gijón y Pasajes, de manera que los excedentes de 2019 se utilizarán para concluir inversiones en marcha.